Guía completa para visitar Heidelberg: todos los lugares qué ver en Heidelberg, Alemania

Comment

Alemania Lugares Visitados
guia completa lugares que ver en heidelberg

Heidelberg es una preciosa ciudad de Alemania. Las impresionantes ruinas de su castillo, plazas de ensueño, la universidad más antigua de Alemania, calles empedradas, paseos junto al río, un casco histórico lleno de historia y de vidilla, cafés con encanto y su fama de ciudad romántica son razones de sobra para hacer una escapada a Heidelberg; ¿no te parece?

¿Dónde está Heidelberg?

Situada en la zona del sudoeste de Alemania, en el estado de Baden-Württemberg. Heidelberg está bastante cerca de Frankfurt, ¡a menos de 100 km! Así que muchos viajeros deciden visitar Heidelberg desde esta ciudad, más abajo te aconsejo cómo llegar a Heidelberg desde Frankfurt.

Heidelberg también está cerca de Stuttgart, a sólo una hora en coche de la frontera francesa de Alsacia y a un par de horas de Luxemburgo. En definitiva, Heidelberg puede encajar en muchos recorridos. ¡No te lo puedes perder!

 

 

Los lugares imprescindibles qué ver en Heidelberg

Lo primero que tienes que hacer para comenzar a disfrutar de Heidelberg es callejear por su casco histórico. Encontrarás muchos rincones encantadores en los que no te podrás resistir a tomar una foto, ¡o unas cuantas!

que ver en Heidelberg, centro histórico

 

La calle peatonal Haupstrasse recorre todo el centro de Heidelberg, desde el casco histórico hasta la zona comercial de la ciudad; te servirá de orientación durante tu visita a Heidelberg. Esta calle principal es una de las zonas peatonales más largas de Europa.

 

Marktplatz y Heiliggeistkirche

La Marktplatz es uno de los principales lugares qué ver en Heidelberg. En esta plaza del centro histórico está Heiliggeistkirche, o Iglesia del Espíritu Santo, la iglesia más importante de Heidelberg.

Lo que más me gustó de este lugar fue su historia. Esta iglesia fue sede la de Universidad de Heidelberg, albergó la biblioteca palatina, fue escenario de grandes discursos de Lutero y cambió de manos varias veces entre católicos y protestantes.

que ver en heidelberg, iglesia espiritu santo

Se puede subir a una de las torres para contemplar unas bonitas vistas panorámicasEl precio: 2€ por persona.

La pequeña Marktplatz, la plaza del mercado, está a espaldas de la iglesia y en ella se encuentra el bonito edificio del Ayuntamiento de Heidelberg. En el medio de la plaza hay una fuente con una estatua de Hércules; el héroe griego simboliza los heroicos esfuerzos que los vecinos de Heidelberg hicieron a principios del siglo XVIII para reconstruir su ciudad.

Actualmente sigue habiendo mercado en esta plaza, dos veces a la semana. 

En verano Marktplatz está repleta de terrazas para tomar algo y hay mucho ambiente.

 

Karlsplatz Heidelberg

Karlsplatz es una enorme plaza desde la que ver el Castillo de Heidelberg sin ningún obstáculo.

 

Kornmarkt

kornmarkt, que ver en heidelberg

Esta otra placita está prácticamente unida a Marktplatz y muy cerca de Karlsplatz; desde aquí verás otra maravillosa vista del Castillo de Heidelberg.

 

 

El puente de Carl Theodor y la puerta

Desde el puente se consiguen unas vistas preciosas de Heidelberg. Aquí podrás sacar una foto de postal con muchos de los lugares que hay que ver en Heidelberg: el castillo rojizo al fondo, el bosque, las típicas casas, las torres de las iglesias, los impresionantes caserones de las fraternidades, el puente y su puerta.

que ver en heidelberg, puente y puerta

Foto chachi de Rob Deutscher

 

El puente de Carl Theodor, también conocido directamente como Puente Viejo (Alte Brücke), es de lo más típico de Heidelberg. Pero este puente no es sólo una cara bonita; cruza el río Neckar, que es navegable y por el que verás pasar largos barcos hacia el Rin.

En el puente hay varias estatuas y en su extremo se alza otro de los elementos característicos de la ciudad: la puerta.

Lamentablemente la Puerta del Puente, Brückentor, que da paso desde el puente a la ciudad estaba siendo reformada y no pude verla al estar tapada por andamios.

 

La plaza de la Universidad – Universitaetsplatz

La historia de Heidelberg está muy muy ligada a su universidad; se trata de la universidad más antigua de toooda Alemania. Así que en la época Heidelberg gozaba de mucho prestigio y actualmente seguimos sintiendo ese legado.

En la Plaza de la Universidad de Heidelberg se encuentran los edificios de la Universidad Vieja y también de la Universidad Nueva.

El Hall principal de la Universidad Vieja es una pasada.

que ver en heidelberg, universidad de heidelberg

Más del 25% de los estudiantes de la Universidad de Heidelberg son extranjeros, así que por las calles se nota un ambiente muy internacional.

La biblioteca de la Universidad

Muy cerca de la Plaza de la Universidad hay un gran edificio que seguro llamará tu atención. La biblioteca de Heidelberg es una auténtica preciosidad. La entrada es libre así que podrás entrar a echar un vistazo silencioso.

 

La cárcel del estudiante – Studentenkarzer

Esta es una de las atracciones turísticas más curiosas que he visto en mis viajes.

Su nombre es bastante explícito, así que sí, se trata de una cárcel para estudiantes.

carcel estudiante, heidelberg

 

Ya habíamos dicho que la historia de Heidelberg y su peso en el mapa está íntimamente ligado a su antigua y prestigiosa universidad.

Pues resulta que antiguamente, además de formar y examinar a sus alumnos, la Universidad de Heidelberg tenía también potestad para juzgarlos. Así que cuando un estudiante era pillado haciendo alguna trastada como armar jaleo por la calle, ir borracho o soltar las gallinas del vecino, le tocaba pasar unos días en la cárcel del estudiante.

Para que esta historia nos parezca aún más curiosa hoy en día hay que saber que:

  • Los estudiantes podían escoger qué días cumplirían su condena según sus planes de estudio.
  • El día que el estudiante condenado iba a la cárcel le acompañaban sus amigos y compañeros de fraternidad haciendo un desfile.
  • Por la mañana los estudiantes acudían a sus clases en la universidad, situada al otro lado del patio de la cárcel.
  • Por la tarde estaban es sus celdas. Y dedicaban las horas a hacer graffitis con autorretratos, dibujar los escudos de sus fraternidades o anotar sus nombres y sus delitos.
  • Se empezó a correr la voz de que pasar unos días en la cárcel del estudiante no estaba tan mal y muchos hacían trastadas para poder vivir esa experiencia.
  • De algún modo, era cuestión de honor haber pasado por la cárcel del estudiante y tener su nombre en la pared.

 

 

El Castillo de Heidelberg

El Castillo de Heidelberg es su monumento más importante. Las paredes rojizas dominan la montaña de Königstuhl sobre los tejados del casco histórico de la ciudad; el castillo es el fondo perfecto para la típica estampa de Heidelberg.

El castillo está en ruinas desde hace varios siglos, de hecho se conoce al Castillo de Heidelberg como la ruina más grande y bella de Alemania.

Una de las mejores cosas de visitar el Schloss Heidelberg son las preciosas vistas que hay sobre la ciudad y el río.

vistas desde el castillo de heidelberg

 

Otra de las razones por las que no te puedes perder este castillo es su patio; es la zona que mejor se conserva. La impresionante fachada renacentista repleta de esculturas demuestra que por aquí había mucho nivel, ¡y muy buen gusto!
castillo de heidelberg, patio

 

Curiosidades dentro del Castillo de Heidelberg

Big Barrel: Los príncipes electos del Palatinado tenían un problema: ¿qué hacer con todo el vino que recogían como pago de tasas? ¡Pues se construye un super barril para guardarlo y listo! ¿Qué cada vino tenía una calidad y sabor diferentes? Pues se le añaden especias. Prima! El glühwein ha nacido (teoría propia).

Museo Farmacia: En una sala del patio del castillo se puede visitar este museo que relata la evolución de la farmacia alemana en los últimos 200 años.

 

Visitar el Castillo de Heidelberg

Para llegar hasta el castillo puedes subir a pie la montaña en un paseo de unos 15 minutos a través de un camino arbolado o optar por un viajecito en funicular.

El precio del ticket para el Castillo de Heidelberg es de 7€ por persona e incluye el trayecto en funicular y la entrada al Museo de la Farmacia Alemana.

Consulta toda la información sobre los horarios aquí.

 

 

¿Qué ver en Heidelberg para ser todo un experto?

 

La Iglesia jesuita

Se trata de una de las iglesias más importantes de Heidelberg; fue testigo de la contrarreforma del siglo XVI. La encontrarás cerca de la Plaza de la Universidad.

Alrededor de esta iglesia está “el barrio jesuita” ya que hay varios edificios ligados a la orden religiosa como el colegio y el seminario.

 

Paseo de los filósofos

El Paseo de los Filósofos se eleva por la ladera que está al otro lado del río Neckar. Las vistas del Castillo de Heidelberg y del casco histórico con el río a sus pies son espectaculares desde aquí arriba.

A lo largo del paseo hay banquitos para descansar y varios miradores donde tomar las mejores fotografías de Heidelberg.

Este recorrido se llama así ya que los profesores y filósofos de la Universidad de Heidelberg solían pasear por este paseo y pensar en sus cosas o charlar con colegas de profesión.

 

Bares de fraternidades

La importancia de la vida universitaria a lo largo de la historia ha dejado huella en muchos rincones de Heidelberg, algunos de ellos tan sorprendentes como los bares de las fraternidades.

Los bares de fraternidades están decorados con fotografías de antiguos alumnos, símbolos y recuerdos. Las mesas de madera tienen nombres y fechas grabados.

En estos bares podrás probar comida local y buena cerveza. Apunta estos nombres: Schnookeloch y Zum Roten Ochsen.

 

Chocolate “Beso del Estudiante”

El Heidelberger Studentenkuß es el dulce icono de la ciudad. ¡Es un bombón-galleta delicioso!

chocolate beso del estudiante, heidelberg

Este Beso del Estudiante es uno de los motivos por los que Heidelberg tiene una gran reputación de destino romántico.

Su origen se remonta a mediados del siglo XIX, cuando los jóvenes de Heidelberg se reunían en cafeterías, pero hombres y mujeres no podían estar a solas. Mandar un mensajito de amor de manera discreta era todo un reto. Así que el propietario del Café Knösel creó el Studentenkuß. Los chicos compraban el bombón y lo dejaban en la mesa de la chica que les gustaba, si ella abría la caja y se lo comía ¡Bingo! La chica también estaba interesada.

 

El Café Knösel sigue abierto, junto a la Iglesia del Espíritu Santo. A pocos metros de la cafetería encontrarás la tiendita regentada por la misma familia donde comprar tus Besos del Estudiante. Prepara la cartera porque son tan caros como deliciosos.

 

 

¿Cómo llegar a Heidelberg?

Desde Frankfurt

Los trenes para llegar a Heidelberg desde Frankfurt funcionan muy bien, hay mucha frecuencia durante todo el día. El trayecto dura entre 45 minutos y una hora, según si hay que hacer transbordo o no. 

Los precios son bastante elevados para ser un tren de recorrido corto, es muy recomendable comprar los billetes con antelación. Comprando con antelación pagarás unos 20€ por trayecto, sin antelación pueden ser 55€. Puedes consultar los horarios y comprar los billetes de tren de Frankfurt Main a Heidelberg aquí.

 

Desde el aeropuerto de Frankfurt Hahn

Aunque en todas partes encontré información que decía que la conexión para llegar a Heidelberg desde el aeropuerto de Frankfurt-Hahn era rápida y directa; en diciembre de 2017 la conexión no me pareció ninguna maravilla.

Sospecho que tuve mala suerte al ser invierno y haber cambios en las empresas de transporte en esas fechas. El autobús Hahn Express debería ser la mejor opción. Hay líneas que llevan a Frankfurt y otras a Heidelberg.

La compañía Flixbus opera varias líneas de autobús con salida desde el aeropuerto de Frankfurt-Hahn. Una de ellas va a Heidelberg y tarda algo más de dos horas. Puedes comprar tu billete en la web con antelación para conseguir un precio más barato.

 

Pero si cuando llegas al aeropuerto no tienes buena combinación de autobús directo para llegar a Heidelberg (como me pasó a mí), otra opción es coger el autobús de Flixbus hasta Mainz y desde allí un tren hasta Heidelberg. Aunque la combinación es bastante más rollo, fue más rápido que esperar al siguiente bus directo. En el mostrador de información del aeropuerto te darán toda la información y te aconsejarán amablemente si lo necesitas.

 

 

¿Te has planteado viajar a Heidelberg en invierno?

El motivo para mi viaje a Heidelberg en diciembre de 2017 fue, además de visitar esta preciosa ciudad, descubrir los Mercados de Navidad en Heidelberg.

mercados navidad heidelberg

Durante las semanas previas a Navidad, Heidelberg se transforma en un idílico escenario navideño. ¡Pronto os lo contaré todo!

 

¿Cuánto tiempo pasar en Heidelberg? ¿1 día o 2 días?

Mucha gente dedica sólamente un día a visitar Heidelberg; es una excursión popular para pasar el día saliendo desde Frankfurt.

Lo cierto es que Heidelberg no es muy grande y con un día podrás ver lo principal de la ciudad. Pero si sólo pasas un día en Heidelberg deberás verlo todo corriendo.

 

Te recomiendo visitar Heidelberg en 2 días para poder visitar la ciudad tranquilamente y disfrutarla realmente.

De esta manera podrás alejarte de típico recorrido que hacen todos los grupos de turistas al visitar Heidelberg. Podrás disfrutar de cafés o bares locales, recorrer el Paseo de los Filósofos, dejarte llevar por el ambiente de la ciudad y si visitas Heidelberg con buen tiempo aprovechar para relajarte en sus jardines y terrazas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *