Saltar al contenido

10 impresionantes miradores de Liébana

10 mejores miradores de Liébana

Miradores con vistas panorámicas a Picos de Europa, miradores junto a ermitas, sobre prados o desde terrazas. En Liébana hay miradores para todos los gustos, lo que todos tienen en común es que te dejarán con la boca abierta.

Esta comarca es sinónimo de valles y de montañas; con esta orografía , ¡los miradores abundan en Liébana!

Mirador del Cable

Junto a la estación superior del teleférico de Fuente Dé, se encuentra el imponente Mirador del Cable. Probablemente este sea el mirador más deseado por quienes viajan a Picos de Europa ya que subir en el teleférico es todo un indispensable de cualquier visita a Liébana.

El mirador se encuentra a 1.850 metros de altura sobre el nivel del mar, asomando al abismo que libra el recorrido del teleférico, unos 800 metros. De hecho, este es un mirador no apto para personas con vértigo o aprensión a las alturas. Si te quieres asomar al mirador, estarás sobre una estructura de rejilla metálica que deja ver claramente lo que hay bajo tus pies. ¡Es una sensación única!

Mirador del teleférico de Fuente Dé

Las vistas desde el Mirador del Cable son inigualables. Aquí te esperan unas sublimes vistas panorámicas de las cumbres más cercanas del macizo central de Picos de Europa, pero también podrás ver cumbres más lejanas de la Cordillera Cantábrica. Eso si, te recomiendo que planifiques tu visita y compruebes el tiempo. Cuando «se mete la nube» la visibilidad es muy muy reducida. De hecho, la última vez que subí al teleférico de Fuente Dé no se veía absolutamente nada arriba, hasta el punto de ser peligroso, estuve un rato en la cafetería y vuelta a Fuente Dé.

Para llegar hasta el mirador deberás coger el teleférico de Fuente Dé, o cable como se lo conoce en la zona. Puedes comprar las entradas con antelación aquí para asegurarte disponibilidad. Además, también se puede llegar hasta el lugar en 4×4 a través de pistas que salen desde el pueblo de Espinama y que atraviesan los hermosos puertos de Áliva. Hay varias agencias locales que organizan estas excursiones en 4×4, puedes preguntar en la Oficina de Turismo de Potes.

Si buscas rutas para hacer senderismo en Picos de Europa, te interesará saber que desde el Mirador del Cable parten varias rutas de diferente dificultad.

Mirador de la ermita San Miguel, Santo Toribio

Junto a la pequeña ermita de San Miguel, aquí te espera un precioso mirador. Lo encontrarás en las inmediaciones del Monasterio de Santo Toribio de Liébana.

Mirador ermita de San Miguel

Las vistas panorámicas de los Picos de Europa son el gran motivo por el que acercarte hasta aquí, además es rápido y fácil llegar ya que está muy cerca de Potes y junto a Santo Toribio, otra parada obligatoria de cualquier visita a Liébana.

Mirador de Santa Catalina

Para llegar hasta este mirador deberás adentrarte en el desfiladero de La Hermida, hasta su corazón, el pueblo de La Hermida. Desde allí tendrás que desviarte, tomando la carretera CA-282 que sube y sube montaña arriba.

Vistas desde el mirador de Santa Catalina

Desde el mirador de Santa Catalina hay unas vistas panorámicas espectaculares del desfiladero. Se divisa a lo lejos, ahí abajo, una carretera que serpentea junto a un río protegido por enormes montañas rocosas. Sin ninguna duda este es uno de los mejores miradores de Liébana.

¿Tienes prismáticos? ¿Tienes buena vista? Pues abre bien los ojos, no es raro ver cabras encaramadas a la roca vertical de las peñas del desfiladero.

Mirador del Salmón

Este no es un mirador típico de los que asomarte a unas vistas panorámicas. Pero es un buen lugar desde donde disfrutar del entorno que te envuelve al cruzar el desfiladero de La Hermida.

Quien ha atravesado el desfiladero de La Hermida sabe que la carretera discurre entre un río y la roca excavada. La carretera es una curva tras otra, y detrás de cada curva hay una vista aún mejor y aún más sorprendente.

Vistas del mirador del salmón, en el Desfiladero de la Hermida

El desfiladero es un lugar muy especial, es realmente sobrecogedor. Para la mayoría es imposible no mirar en todas direcciones y maravillarse con las vistas; pero lo malo es que esto incluye a los conductores (algo que molesta bastante a los locales, ya que aquí se suelen formar retenciones) Justo para evitar que los conductores se distraigan con las vistas, pero que no se queden sin poder disfrutarlas, recomiendo parar en este mirador.

Lo reconocerás fácilmente porque hay una escultura de un salmón, también hay una zona para aparcar el coche para poder disfrutar tranquilamente y de manera segura de esta maravilla de la naturaleza.

Mirador de Piedrasluengas

Piedrasluengas es un puerto de montaña de 1355 metros de altura y unas zonas de hayedos preciosas. Este puerto es la vía de acceso a Liébana desde Palencia, a la vez hace de frontera natural entre ambas zonas. ¡Este es el puerto que atravieso cada vez que visito Liébana!

Vistas de Liébana desde el Mirador de Piedrasluengas

En lo más alto del puerto, se abre este mirador con vistas panorámicas a Liébana. Si como yo, te diriges a Liébana por esta ruta, esta será la primera visión que tengas de tu destino y la primera vez que te maravillarás con su belleza. Un panel explicativo señala los pueblos y picos más destacables.

Una curiosidad, desde este mirador se puede divisar la casa de mis abuelos; eso sí, ¡con unos buenos prismáticos!

Mirador Collado de Llesba, monumento al oso pardo

Este mirador también está en lo alto de un puerto de montaña, el puerto de San Glorio, que une Liébana con la provincia de León por carretera. ¡El mirador del Collado de Llesba ofrece vistas de 360º! Este mirador es una gozada para los amantes de los paisajes de montaña y es uno de mis miradores preferidos de los Picos de Europa.

Mirador del Collado Llesba, Liébana

Desde el mirador del Collado de Llesba se ven los Picos de Europa, pero también parte del valle y las montañas más bajas. El mirador está presidido por una gran escultura en piedra de un oso pardo, un monumento en su honor.

Es fácil llegar hasta aquí en coche, pero no se trata del típico mirador estrecho junto a una carretera, sino que es una gran campa. Así que además de disfrutar de unas vistas espectaculares podrás merendar en plan picnic en el prado. ¡No olvides dejarlo todo como lo encontraste y llevarte cualquier basura!

Mirador del Corzo

Subiendo hacia lo alto del puerto de San Glorio, encontrarás otro mirador en el que puedes parar: el del corzo. Como te puedes imaginar, allí encontrarás una escultura que representa este animal tan típico de la zona. Este mirador puede ser un buen tentempié para lo que te espera al llegar al Collado de Llesba.

Cahecho y el Mirador de Liébana

Al pueblo de Cahecho se le conoce a menudo como el Mirador de Liébana. Su situación hace que el pueblo sea un auténtico balcón desde el que asomarse para disfrutar de las mejores vistas de Picos de Europa y del valle.

El mirador propiamente dicho está justo a la entrada del pueblo. Aquí encontrarás un panel que indica las diferentes cimas que se pueden divisar. También hay bancos y mesas, perfecto para un picnic con vistas en un entorno inigualable. El Mirador de Liébana se ha acondicionado recientemente.

Lo bonito de Cahecho es que hay buenas vistas que se pueden contemplar desde muchas zonas del pueblo. ¿Mi recomendación? Después de asomarte al Mirador de Liébana, acércate a la Posada Casa Lamadrid para seguir disfrutando de buenas vistas desde su terraza o para probar el delicioso cocido lebaniego.

Dobres-Cucayo

En Liébana hay muchísimos pueblitos y aldeas, la mayoría de ellos son muy bonitos y merecen una visita; pero no todos son conocidos.

Dobres-Cucayo es un pueblín (dos barrios) que la gran mayoría ni conocen ni visitan, ¡un secreto muy bien guardado!. La carretera que lleva hasta ellos es larga y tortuosa; de hecho para acceder a Dobres-Cucayo hay que atravesar un par de túneles excavados en la roca

La primera recomendación que te quiero hacer es el mirador junto a los túneles, podrás parar el coche en el lateral de la carretera para observar las caprichosas formas de la montaña. Pero lo más impresionante es la vista que se asoma a través del propio túnel, cuando los hayas atravesado notarás como si hubieras entrado a otro mundo, un lugar apartado y secreto.

Vistas desde Cucayo

Este es uno de los pueblos con mayor altitud de Liébana, unos 1000 metros. En Cucayo acaba la carretera, ¡imposible pasarse de largo!

Lo cierto es que todo el pueblo de Dobres-Cucayo puede considerarse como un enorme mirador. El pueblo está en lo alto de un amplio valle, rodeado por bosques y cobijado por montañas que lo aíslan de los demás pueblos de la zona.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Tina Diez Hoyal (@posadacucayo)

Recorre Dobres y Cucayo a pie para maravillarte con las diferentes perspectivas. Como colofón final, te recomiendo que visites la Posada Cucayo donde podrás tomar algo mientras sigues deleitándote con las vistas que ofrece el corredor del bar. Por supuesto, si lo tuyo son las vistas espectaculares, este lugar será tu alojamiento ideal.

La cotera de la sierra, Los Cos

Dejo para el final un mirador que no aparece en los mapas, se trata de una recomendación muy personal, pues es el mirador del pueblo de mis abuelos.

Según la RAE, una cotera es un cerro bajo de pendiente rápida; y precisamente ese es el nombre que le dan los vecinos a este lugar. Desde aquí hay una vista maravillosa del valle, del pueblo de Lerones y de diferentes cumbres, entre ellas Peña Labra con su inconfundible perfil.

El mirador está en la misma carretera que lleva a Santa María de Piasca, la iglesia románica que es un imprescindible en tu viaje a Liébana, por su importancia histórica y artística.

¿Viajas por Liébana en furgoneta camper? Este es un lugar idílico donde pasar la noche, a espaldas del mirador hay una pista que sube y una zona despejada donde pernoctar. Por la noche podrás maravillarte con un cielo lleno de estrellas y te despertarás con las mejores vistas… 

Mapa de los miradores más impresionantes de Liébana

Te dejo este mapa con las ubicaciones concretas de los mejores miradores de Liébana, ¡espero que te ayude a preparar tu próxima visita a esta encantadora comarca!