Muy a favor de los campings estos de playa, los de montaña ya no me atrae tanto con el frío y el ambiente en la costa es como más festivo. Eso ya a gustos, pero es muy bonito el ambiente sencillo de juntarse, si hay niños pueden corretear por ahí… y al estar la playa, da la posibilidad de combinar ambos mundos. Muy buen post, un saludo!!

Responder