Tags:

¿Qué ver en Cracovia?

2 Replies

Lugares Visitados Polonia
que ver en Cracovia

Durante tu viaje a Polonia no puedes dejar de visitar Cracovia; el destino turístico más popular del país y una de las ciudades de Polonia más bonitas. No es de extrañar ya que hay mucho que ver en Cracovia. El centro histórico no es muy grande así que se puede visitar a pie tranquilamente.  ¡No te lo puedes perder porque tiene muchísimo encanto! 

¿Qué ver en Cracovia?

Rynek Glówny

La estampa más característica de Cracovia es Rynek Glówny, la plaza principal de la ciudad. Es una plaza enorme, de hecho es la plaza de trazado medieval más grande de Europa. La Plaza del Mercado es donde más vidilla hay, tanto de día como de noche. Monumentos, restaurantes, puestos de flores, bonitos edificios coloridos, tiendas, fuentes, coches de caballos, terrazas y bastante gente que va y viene.

La Basílica de Santa María, con su ladrillo rojizo y sus torres asimétricas, es el edificio más destacable de la plaza Rynek Glówny y casi diría que lo más bonito que ver en Cracovia. Para dar la hora un trompetista toca desde lo alto de una de las torres de la iglesia, dirigiendo un fragmento de canción hacia cada uno de los puntos cardinales. Siempre toca la misma melodía, cada día, a cada hora.. Desde la plaza se puede intuir la trompeta y ver su mano saludar cuando acaba.

La Lonja de los Paños,  o Sukiennice en polaco, es una gran galería que divide la plaza en dos partes. Originalmente era una lonja donde comprar telas, así que según mi guía de Cracovia este es el primer centro comercial de la ciudad (¡que cachondo el guía!). Actualmente es básicamente turístico; acoge tiendas de souvenirs y productos típicos como joyas de ámbar.

Otros de los monumentos que destacan en la plaza son la Torre del Antiguo Ayuntamiento, no muy alta, pero si muy bonita. También destaca la iglesia de San Adalberto, una iglesia pequeñita, que no destaca por su arquitectura sino por ser una de las más antiguas del país.

 

Stare Miasto, el casco viejo

Pasear por las calles del Stare Miasto es todo un placer, en ellas encontrarás numerosas iglesias, edificios elegantes y tiendas con encanto. El casco antiguo está delimitado por un anillo verde, parques que ocupan el antiguo lugar de las murallas. Esto hace que ver Cracovia con ojos de turista despistado sea muy fácil, si pasas el anillo verde es que sales del centro.

La calle Florianska es la vía principal, va desde la Puerta Florian hasta la Plaza del Mercado y está repleta de tiendas y cafeterías.

La Puerta Florian formaba parte de las murallas de Cracovia. La puerta da a la Barbacana, una pequeña fortaleza militar de ladrillo rojo con foso incluido.

que ver en cracovia, stare miasto

Uno de los lugares que más me gustó fue el Collegium Maius, es el edificio universitario más antiguo de Polonia. Se puede visitar gratis el patio interior, una auténtica pasada; también se pueden visitar algunas salas pagando una pequeña entrada. Todo el conjunto de la Universidad es muy bonito. Su mejor estudiante: ¡Copérnico!

 

Colina Wawel: Castillo y Catedral

De camino a la colina Wawel no te puedes perder el seminario, una preciosidad.

que ver en cracovia, seminario

En lo alto de la colina hay un conjunto histórico amurallado impresionante, dentro están el castillo y la catedral. La Catedral de Wawel es bastante curiosa; parece que esté construida por módulos. Torres de diferentes alturas, bóvedas, ladrillo rojo, piedra blanca, piedra amarilla… Parece que cada rincón tenga un estilo y estética diferente. El Castillo de Wawel fue la primera residencia de los reyes polacos, actualmente tiene un estilo palaciego italiano. El patio interior con sus arcadas y sus techos empinadísimos es impresionante.

Para completar la visita a Wawel puedes pasear por los jardínes de la fortificación y contemplar las vistas de la ciudad y del río. Junto al río verás la escultura del dragón de Wawel que lanza llamaradas de fuego por la boca. El dragón es parte de una leyenda popular; para mi lo mejor de la leyenda del dragón es… el chocolate artesanal en forma de dragón que compré en una chocolatería artesanal ¡Super mono y riquísimo!

 

Barrio judío de Cracovia

Kazimierz ha sido el barrio judío de Cracovia durante más de 500 años. En la Edad Media llegó a ser uno de los municipios más importantes de Polonia y también una de las comunidades judías más importantes de Europa. Sin duda, es una de las zonas más auténticas que ver en Cracovia.

Durante la ocupación nazi todos los judíos fueron deportados al gueto de Porgorze, al otro lado del río. Y tras la guerra y durante la época comunista, el barrio judío de Cracovia quedó abandonado y se convirtió en una zona marginal. A partir de la caída del muro de Berlín el barrio se ha ido recuperando, en parte gracias a la gran atención que recibió con la película La Lista de Schindler de Spielberg. Actualmente Kazimierz es la zona de moda de Cracovia, un barrio bohemio con bastantes cafeterías y galerías de arte.

 

¿Qué ver en el barrio judío de Cracovia?

La Plaza Szeroka es el epicentro del barrio, tiene bastante encanto con su pavimento empedrado y los letreros en hebreo. Hay varias terrazas y restaurantes; algunos de ellos ofrecen comida Kosher. Para que quedase claro que era la plaza principal en ella hay tres sinagogas, resalta la Sinagoga Vieja del siglo XV.

Otra de las plazas más populares del barrio judío de Cracovia es la Plaza Nowy; durante el día puedes ver puestos de antigüedades y puestos de comida muy asequible. Es una zona popular entre los estudiantes ya que los alquileres son baratos; por la noche es una zona de copas.

 

Gueto de Cracovia

Desde el barrio de Kazimierz cruzando el río se llega a Podgorze, el gueto judío de Cracovia. Durante la ocupación nazi la población de Kazimierz vivió y murió hacinada aquí. No es una zona muy bonita ni una visita placentera pero se puede ver la huella del horror nazi.

Junto con la Plaza de las Deportaciones con sus esculturas de sillas vacías, también puedes visitar la fábrica de Schindler, reconvertida en un museo que habla de Cracovia bajo la ocupación Nazi.

 

Minas de Sal de Cracovia

Wieliczka, las Minas de Sal de Cracovia, son las minas de sal mejor conservadas del mundo. Es un lugar increíblemente bonito y definitivamente algo que anotar en tu lista de lugares que ver en Polonia. Las Minas de Sal de Cracovia están formadas por más de 300 km de túneles y galerías que llegan a alcanzar más de 320 metros de profundidad. Pero lo más impresionante de las Minas de Sal es la capilla esculpida en sal, hasta las esculturas y los candelabros están esculpidos en las propias rocas de sal.

La manera ideal de visitar las Minas de Sal es contratando una excursión de un día desde Cracovia, puesto que están situadas a tan sólo 20 minutos de la ciudad. Además, las Minas de Sal de Cracovia son las únicas del mundo que nunca han dejado de funcionar como tal desde la Edad Media hasta el día de hoy.

 

Comer en Cracovia

Además de todos los rincones bonitos que ver en Cracovia, comer allí es otro gran placer. Alrededor de Rynek Glówny hay bastantes bares y restaurantes, son la opción más fácil para comer en Cracovia. Estos restaurantes tienen unas vistas espectaculares; suelen ofrecer en sus cartas platos típicos a precios “normales”, tirando a baratos, para lo que acostumbramos a pagar en España en un restaurante. Pero no dejan de ser turísticos y por tanto caros para el nivel de precios de Polonia.

Algo muy típico de Polonia son los Bar Mleczny, que en polaco significa “bar de leche”. Son restaurantes bastante básicos donde encontrar recetas típicas a muy buen precio. Los frecuentan mucho los estudiantes y los locales. Ten en cuenta, que en los Milk Bars no sirven alcohol. Tienen sopas de champiñón o de calabaza, pierogis, desayunos, postres, etc.

Algo que debes comer en Cracovia durante tu viaje son los “obwarzanek”, una mezcla entre pretzel y bagel que venden en puestos en cualquier rincón de la ciudad. Algunos llevan queso o semillas de amapola por encima. Su precio: alrededor de 1,5 złotys, unos 0,34€.

El barrio judío de Cracovia es un buen lugar para comer rico y barato. En los puestos de la plaza Nowy son populares los zapiekanki. Un especie de pan pizza bastante grande, puedes escoger los ingredientes que más te gusten.

 

¿Cómo ir de Varsovia a Cracovia?

Si al igual que me pasó a mí, no has encontrado buena combinación de vuelos a Cracovia no te preocupes, llegar desde Varsovia es muy sencillo cogiendo el tren. Puedes leer más información en este otro artículo, ¿Qué ver en Polonia?, en el que detallo cómo ir de Varsovia a Cracovia; también te ayudará si te quedas con ganas de visitar más ciudades de Polonia.

2 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *